9 sept. 2009

Nuevas revelaciones sobre Llullaillaco

SALTA.- Cinco siglos atrás, en los dominios del inca, eran los niños quienes intercedían ante los dioses para ahuyentar las sequías o garantizar el éxito de las cosechas. Pero para ello, los elegidos eran sacrificados en un ritual denominado Capacocha. Diez años atrás, arqueólogos de montaña hallaron evidencias de ese ritual en la cima del volcán Llullaillaco, en Salta, donde fueron desenterradas los cuerpos momificados de tres niños.

Hasta ahora, se creía que "la Doncella", "el Niño" y "la Niña del Rayo", como han sido apodados por los cientificos, habían muerto por hipotermia: en la cima del volcán, a 6700 metros de altura, la temperatura es de 20° bajo cero. Pero nuevos estudios reunidos en un documental de National Geographic Channel sugieren que "el Niño" habría muerto en forma violenta.

Esa hipótesis surge del análisis de una mancha presente en la tela que se halla junto a la boca del cuerpo del pequeño. "El paño está empapado en sangre mezclada con saliva, lo que indica que la sangre provino del interior del cuerpo", dijo la antropóloga forense Angélique Corthals, que condujo los estudios. Para Corthals se trata de un signo que indica la presencia de "una lesión interna".

Pero no todos están de acuerdo. Expertos locales disienten del planteo de Corthals. "Es interesante como hipótesis de trabajo, pero no hay pruebas contundentes para aseverarlo", dijo a LA NACION el licenciado Christian Vitry, arqueólogo del Museo Arqueológico de Alta Montaña (MAAM), de Salta, donde se exhiben las momias, las mejor conservadas del mundo.

"En las tomografías no aparecen signos de violencia: ni de quebraduras ni de apuñalamiento -dijo el ingeniero Mario Bernaski, también del MAAM-. La presencia de sangre puede haberse debido a que el niño haya sufrido un edema pulmonar."

"Teniendo en cuenta que se trata de un niño de 7 años que subió a 6700 metros de altura, es probable que sus pulmones no hayan aguantado la diferencia de presión y la temperatura", agregó Miguel Xamena, director del MAAM, para quien "el Niño" habría sido enterrado ya agonizando.

Las niñas, por su parte, fueron depositadas en los pozos funerarios bajo los efectos del alcohol: el análisis del cabello de las momias confirmó la presencia de niveles elevados de coca y de chicha en sus cuerpos, en especial en "la Doncella". "Cuando uno la ve, parece como si se hubiera quedado literalmente dormida y nunca despertó", dijo Corthals.

De Cuzco al Llullaillico

Los estudios que serán dados a conocer en el documental "Niños momia: sacrificados en Salta", que emitirá este domingo, a las 21, National Geographic Channel , revelan nuevos hallazgos sobre el viaje de casi 1600 kilómetros que llevó a los niños desde Cuzco, en el corazón del Imperio Inca, a la cima del Llullaillaco.

El análisis de una lesión presente en la pierna de "la Doncella" sugiere que habría padecido leishmaniasis. "Es una enfermedad que no era endémica en la Puna, lo que sugiere que la niña pertenecía a una comunidad inca del Amazonas o que en su camino al Llullaillaco había pasado cerca de esa región en busca de elementos para confeccionar algunas de las figurillas del ajuar funerario", dijo Bernaski.

Por otro lado, estudios de la dentadura de las momias sugieren que los niños sabían que los esperaba en el final de su travesía. "Observamos la presencia de bruxismo por estrés -dijo el odontólogo Facundo Arias-. Tienen un desgaste como el de una persona mayor: estoy seguro de que sabían que iba a ser sacrificados; tenían un estrés muy fuerte que les hacía apretar los dientes."

Esta es una noticia que continua desde este amplio Post sobre Los niños de Llullaillaco.


Fuente: Tomamateyavivate.com



Si no se visualiza el post o el vídeo aquí publicado, indicad-lo con un comentario y lo arreglare lo antes posible.
Dejame un Comentario

2 comentarios:

Tutanka dijo...

Que bueno sería poder viajar a conocer a estas Momias. Es un tema que me apasiona. Por suerte encontré este concurso de National Geographic: http://www.natgeo.tv/especiales/ninos-momia/. Yo ya me sumé para participar

Napal dijo...

Gracias por avisar Tutanka :)